martes, 21 de junio de 2011

Un futuro mas brillante, o de cómo ser mas perspicaz

En el blog anterior especulé sobre la tentación de incrementar nuestra capacidad mental de manera artificial, lo que nos habla de la avidez para conseguir un mayor rendimiento intelectual. Y eso no solamente para nosotros, sino también para nuestra descendencia. Basta con ver toda la cantidad de productos que se venden para estimular a los pequeñines prácticamente desde el vientre materno, todo con la intención de convertirlos en los futuros Mozarts o Einsteins. Sin embargo la realidad es que esto es bien difícil. Para empezar habría que definir que es la inteligencia. De acuerdo a los postulados de Raymond Cattel es posible identificar dos tipos de inteligencia, la fluida, que es la capacidad de pensar lógicamente y resolver problemas en situaciones novedosas, y la cristalizada, que es la habilidad de usar el conocimiento, habilidades y experiencias acumuladas. En otras palabras una es nuestra capacidad de razonar, mientras que la otra es claramente dependiente de las experiencias educativas y culturales. De acuerdo a esto siempre es posible cultivar la inteligencia cristalizada, mientras que la inteligencia fluida se mantiene constante... o por lo menos eso se pensaba.



En el último número del Proceedings of the National Academy of Science, Susanne Jaeggi, Martin Buschkuehl, John Jonides y Priti Shah acaban de publicar un artículo que promete ser un parteaguas en el estudio de la inteligencia. En su artículo titulado Short- and long-term benefits of cognitive training (Los beneficios a corto y largo plazo del entrenamiento cognoscitivo) estos autores demostraron que es posible modificar la inteligencia fluida utilizando una tarea cognoscitiva a modo de entrenamiento mental.

¿Que hicieron?

A sabiendas de que la memoria de trabajo es un componente fundamental de la cognición, estos autores utilizaron una tarea llamada “n-back”, es decir “n-atras”. Para entender el nombre hay que saber de que se trata: en esta tarea se presentan una lista de estímulos uno tras otro, y lo que el sujeto tiene que hacer es atender los estímulos y responder cuando un estímulo es igual al que se presentó “n” items atrás, normalmente siendo, 1, 2 o 3 items atrás. Bueno, pues estos investigadores se fueron a unas escuelas primarias y secundarias del área de Detroit y entrenaron a 62 niños en un periodo de un mes utilizando esta tarea de “n-back” durante 15 minutos diarios. Claro que para que fuera mas divertida la diseñaron en forma de videojuego, donde los niños tenían que localizar donde había brincado una ranita en unas piedras o diseños similares, y les daban tokens de recompensa cada vez que acertaban.



Obviamente los investigadores midieron la inteligencia de los niños antes y después del entrenamiento, y encontraron algo muy interesante. Los niños que no progresaron en el juego, es decir no incrementaron su capacidad de “n-back”, no mostraron cambios en el test de inteligencia, sin embargo, los niños que si progresaron en el juego subieron significativamente su nivel de inteligencia fluida, lo que implica que el entrenamiento de su memoria de trabajo se transfirió positivamente en un incremento a este tipo de inteligencia. Otro dato bien interesante es que al volver a evaluar a estos jóvenes tres meses después de terminado el entrenamiento, aún se encontró su efecto positivo.


Los autores terminan su artículo diciendo que para ellos ya no hay que preguntarse si este tipo de entrenamientos cognoscitivos pueden mejorar la inteligencia, sino mas bien enfocarse a investigar que tipo de entrenamientos son los mejores, y que individuos serían los mas susceptibles de mejorar. La verdad es que creo que estos resultados están padrísimos, porque se podría empezar a explorar si niños con problemas de aprendizaje se pudieran beneficiar mediante el entrenamiento de tareas cognoscitivas diseñadas ad hoc para su problema en particular, y que dicho entrenamiento realmente se convierta en un incremento global, y no únicamente sean expertos en esa tarea en particular. Finalmente parece ser que, contrario a lo que se pensaba, si pudiera ser posible ayudar a estos niños a mejorar su razonamiento abstracto y a poder desenvolverse mejor en ambientes y situaciones novedosas.


1 comentario:

  1. Te quieres Divertir? No esperes más ingresa aquí http://elcasinocaribe.com/get/a/2036399 Te ofrecemos más de 140 juegos Máquinas Tragamonedas, Bingo, Juegos de Mesas como; Póker, Black Jack, Ruleta, Dados, Baccarat. Entra Yá y Reclama tu BONO GRATIS DE BIENVENIDA de Bs 500 llama ya al 08001009212

    ResponderEliminar