viernes, 12 de marzo de 2010

¿Que pensamos que los demás están pensando? O de cómo surgen los malentendidos entre David y Victoria Beckham.

Imagina el siguiente escenario: María esconde una muñeca en una canasta y luego se sale del cuarto. Mientras María no está, su Mamá recoge la muñeca y la guarda en el armario. Cuando María regresa a buscar la muñeca, ¿A dónde crees que va a ir a buscarla? Si les representas esta historia a niños de tres años, ellos te van a decir que María va a ir a buscar la muñeca al armario, donde la guardó la Mamá. Es decir, los niños de esta edad todavía no se dan cuenta que como María no vio a su Mamá cambiar la muñeca de lugar, entonces va a ir a buscarla a donde ella la escondió, no a donde nosotros sabemos que su Mamá la puso. Pero, a partir de los 4 años, los niños típicamente te van a contestar de forma correcta, es decir, que María va a ir a buscarla a la canasta, a donde ella la dejó.

Este tipo de experimentos (la prueba descrita se llama la prueba de Sally-Anne) exploran lo que se conoce en inglés como “false-belief understanding”, algo así como el entendimiento de las creencias equivocadas. Estos son un componente muy importante de lo que es la Teoría de la Mente, la cual es la habilidad para atribuir estados mentales a sí mismo, o a otros individuos. En otras palabras, que uno puede atribuirles a otros individuos estados de creencias, deseos o intenciones. En realidad lo que está de fondo es que uno les atribuye una mente a los demás individuos, y como pensamos que esa mente es similar a la nuestra, pues le podemos atribuir cualquier estado mental que nosotros mismos hayamos experimentado.

En el número de Febrero de este año del Trends in Cognitive Sciences, los doctores Baillargeon, Scott y He de la Universidad de Illinois, Estados Unidos, publicaron una revisión acerca del entendimiento de creencias falsas en infantes titulada “False-belief understading in infants”. ¿Por qué es importante estudiar cuando los niños logran entender que individuos pudieran tener y actuar en consecuencia a creencias falsas? Los autores dan dos razones. Primero porque el entendimiento de las creencias falsas provee evidencia para la habilidad de considerar la información disponible a un individuo cuando interpreta y predice las acciones del individuo, aun y cuando esta información sea incompleta o imprecisa. Y en segundo lugar porque la edad a la cual los niños pueden atribuir por primera vez creencias falsas señalan la edad a la cual el subsistema psicológico de razonamiento necesario para computar esos estados mentales se hace operacional.

En esta revisión los autores sugieren que los niños, incluso de dos años de edad, ya comienzan a mostrar evidencias del entendimiento de creencias falsas. Esto lo lograron saber midiendo hacia donde volteaban a ver los niños (por ejemplo si volteaban a ver el closet o la caja), en vez de preguntarles verbalmente que es lo que pensaban. Los investigadores creen que los niños de estas edades fallan al responder verbalmente porque no logran inhibir la respuesta verbal que tiene una prepotencia sobre los nuevos procesos que apenas están madurando en su cerebro.

La teoría de la mente no solo se aplica a niños, también podemos ver su utilidad cotidianamente. Yo creo que incluso nos pudiera ayudar a entender gran cantidad de malentendidos en los matrimonios. Por ejemplo, ¿qué opinas de la siguiente secuencia de imágenes?

Platicando con mi esposa, ella me dijo que era obvio lo que David Beckham estaba pensando y que entendía perfectamente la actitud de su esposa Victoria. Yo en cambio, sabedor de las dificultades experimentales para lograr una buena conclusión en cualquier experimento, le dije que difícilmente podríamos saber que pasaba por la mente de David mientras veía el partido. ¿Qué tal si estaba evaluando las probabilidades de encestar una pelota de basquetbol, versus las de anotar un gol de tiro libre?. Esos son cálculos difíciles de hacer, por lo que posiblemente tenía la mirada perdida sin enfocar en ningún lugar en específico. Mmmmm… no creo, me dijo mi mujer, todas sabemos lo que los hombres piensan. Ah caray..., esa sí que es toda una teoría de la mente!

1 comentario:

  1. A veces creemos leer la mente sin embargo esto ocurre en base a la observación del lenguaje corporal infiriendo en sus reacciones y teniendo una idea parcial sobre cierta persona.
    En el ejemplo de David y su esposa, el episodio termina en base a lo que ella asegura según sus propias conclusiones por lo debemos de tener cuidado y aprender a expresarnos con claridad incluyendo todos los detalles que elaboramos en nuestra mente y no sacar conclusiones anticipadamente… luego por que cuando se les pregunta a las mujeres si tienen algo ellas responden el famoso … “NADA”.

    ResponderEliminar